Arcángel Miguel

Arcángel Miguel

ARCÁNGEL MIGUEL


“Lucifer «el que lleva la luz» era, entre todos los ángeles, aquel que Dios había creado con todo su esmero, haciéndolo tan bello que después de él no había nada que en belleza pudiera comparársele. Pero, tanta hermosura perdió al ángel que, sintiéndose inmensamente hermoso y henchido de soberbia se creyó igual a su creador y le desafió. Entonces otro espíritu bello y radiante apareció como rayo de la guerra y combatió con él y le venció, precipitándole del cielo abajo al tiempo que exclamaba ¿Quis ut Deus? (¿Quién como Dios?). Era este San Miguel, en hebreo Michael, que por este acto de arrojo y amor a Dios se convirtió en príncipe de los ángeles y el más bello de todos pues a su hermosura propia fue transferida la que en castigo el perverso había perdido.”

 Los Arcángeles pertenecen a la tercera jerarquía celestial, pero cuando se habla del Arcángel Miguel llamándole Príncipe de los ángeles no debe entenderse que se le califica como el primero dentro de su coro, sino dentro de los nueve coros y toda la jerarquía, por lo que viene a ser el espíritu más elevado de la llamada Santísima Trinidad.

El Arcángel Miguel es el Primer Ángel del “Cielo”, que sostiene y defiende al universo manifiesto dentro de su “Anillo no Pasarás”, para que las tinieblas de la Inmanifestación no se inmiscuyan en él. Es el Arcángel de la protección.

Cuando el Universo fue creado, se le hizo un espacio dentro de la oscuridad que existía; esta oscuridad es desorden y es llamada “caos”. Lo que se ordena dentro del proceso de Luz que se origina en el Universo, con los planetas girando armónicamente, es llamado “Cosmos”. La palabra “Cosmos” es la antagónica al “Caos”. Por ejemplo, una casa en desorden, donde los lápices están en la cocina y las ollas en el escritorio; en el salón la cama para dormir y en el dormitorio el mueble del recibidor, es “Caos”, allí no está el Arcángel Miguel. Pero cuando hay orden, armonía y cada cosa está en su lugar, a eso se le llama Cosmos.

Lo que diferencia el “Cosmos” del “Caos” es una línea que tiene el Arcángel Miguel. Todo lo que es caótico es “demoníaco”, pertenece a la oscuridad, porque es desorden y el caos son lo único que puede existir “diabólico” en nosotros. Igualmente sucede con las enfermedades; por ejemplo, se puede considerar al cáncer como un caos metido dentro del cosmos de nuestro micro universo.

Donde hay orden hay Cosmos, está “Dios”. El Caos es lo que podemos considerar como “fuerza siniestra” y el Cosmos es “Dios”, que pone orden y permite que ese Cosmos aparezca.

En medio de todo esto, quien diferencia el desorden del orden es el Arcángel Miguel con la espada. El Arcángel Miguel es quien protege para que el caos no se meta dentro del Cosmos.

En la Jerarquía espiritual de la Tierra, el Arcángel Miguel es un Ser primordial, pues existía antes que los Maestros que nosotros conocemos, como el maestro Saint Germain, El Maestro El Morya, etc. Esto significa que estos Maestros se inclinan en reverencia ante Él, aunque sea un Arcángel perteneciente a la evolución angélica, pues se trata de un Ser primordial en la manifestación, es decir, antes de que existiera El Sistema Solar y la Tierra, Él ya existía.

El Arcángel Miguel es energía, es decir, aunque veamos imágenes de Él, la realidad es que no tiene “boca”, “Orejas”, “nariz”, no tiene un cuerpo físico pues si fuese físico deberíamos ubicarlo en un lugar, mientras que Él es un Ser presente en todas partes al mismo tiempo.

Esta energía poderosa e inteligente a la que llamamos Arcángel Miguel es la que nos permite rechazar las energías siniestras de baja vibración, todo tipo de magia o ritual oscuro, maleficios y maledicencias, para que después la Llama Violeta las transmute al ser invocada.

Todos los Seres Divinos y por eso, también el Arcángel Miguel, están representados por unos enormes ojos, inmensos, sin párpados, no parpadean; por ese motivo es que vemos las imágenes de los Maestros con unos inmensos ojos que se comen la cara: porque ellos son pura atención. Los Maestros no saben lo que puede suceder con uno de sus discípulos en el momento en el que cierren los ojos, o qué le puede pasar a la Tierra, por lo tanto, Ellos son la atención pura y nosotros deberíamos ser iguales, y estamos en este aprendizaje para eso.

El Arcángel Miguel tiene una espada para impedir que lo negativo pase y un escudo que dice: “ALFA y OMEGA”; esto significa que Él es el Principio y el Fin. En su escudo se observa también un ojo, que es la visión omnipenetrante.

El Arcángel Miguel energetiza su “Poder Defensor del Primer Rayo” en una Flamígera Espada de Luz Azul que sostiene a todos los niveles de constitución atómica, ya que la Espada es su Patrón Electrónico”.

Si deseas conocer más a este Arcángel y cómo utilizar su Espada y Escudo, no dudes a escuchar el siguiente video.

EVENTOS
VOLVER A ZONA DE ENTRENAMIENTO
By | 2019-05-01T23:16:56+02:00 01/05/2019|Dinámica de crecimiento|0 Comments

About the Author:

Instructora en conocimientos metafisicos y terapéuticos

Leave A Comment

DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un curso online  GRATUITO muy interesante

Una vez te inscribas tan sólo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento online. El descuento que marca es de la totalidad del curso.  
SUSCRÍBETE AHORA
close-link