¿Qué es “Canalizar” y cómo lo hacemos?

//¿Qué es “Canalizar” y cómo lo hacemos?

¿Qué es “Canalizar” y cómo lo hacemos?

COMUNICÁNDONOS CON LO MULTIDIMENSIONAL

¿Cómo sé que formo parte de un Plan Divino Universal? ¿Cómo sé que soy uno con el Creador y con todo el Universo?

“Simplemente, sé que es verdad, lo sé”


Mensajes y sensaciones intuitivas. ¿Qué es canalizar?

Casi toda la humanidad en un momento dado de su vida inicia la búsqueda del Creador y empieza a reflexionar sobre su propia existencia. Existen determinadas energías innatas en nosotros que nos mantienen unidos como raza, energías que residen en nosotros y que se van activando, recuperando su memoria celular, ofreciéndonos mensajes a través de la intuición y que dan otro sentido a nuestras vidas.

A veces sentimos escalofríos u otros síntomas físicos que van unidos a sensaciones, presentimientos, intuiciones o “certezas” que no tienen explicación lógica, pero… ¿qué es la lógica? La lógica es ciencia, es probración, es demostración y en cuestiones de instinto e intuición no nos es muy útil.

Existe más de una forma de recibir información que el lenguaje lineal. Debéis saber que nuestras células están diseñadas para “vibrar” y emitir determinados síntomas, cuando se encuentran la verdad frente a ellas, cuando están ante esa información que reconocen como auténtica y veraz. Es en ese momento cuando nuestro ADN intenta hacer llegar a nuestro cerebro una señal de que está recibiendo en ese momento un mensaje que no necesariamente proviene de los órganos físicos, de la química o de la ciencia razonadora. No proviene del llamado lenguaje lineal, sino que es el llamado “Tercer Lenguaje”.

Estos mensajes tienen un atributo catalizador ya que cambian algo en nosotros, reconocen esa esencia verdadera, que cambia nuestra percepción de las cosas, que cambia nuestra existencia iniciando esa búsqueda de querer avanzar y evolucionar, hasta saber toda la verdad.

Esta es otra manera de recibir información que es mayormente desconocida de forma racional por la humanidad, aunque, sin embargo, es la forma de comunicación innata en el Ser humano. La comunicación intuitiva o lo que llamamos canalizar.

 

Entra en juego el ADN

El ADN de las células obtiene energía en cada situación. Si nos fijamos, a menudo tenemos sensaciones sin encontrar una razón lógica, miedo, alegría o quizás un impulso de querer hacer algo. Todos estos impulsos son un efecto cuántico que son inexplicables para la lógica humana y a los que la ciencia llama “impulsos viscerales”, pero que en realidad provienen de la información cuántica que proviene del ADN.

Soy consciente de que todo esto a muchos os parecerá nuevo e incluso increíble, pero querría seguir profundizando.

Solemos apartar la vista e ignorar aquellas cosas que no comprendemos.

Como seres humanos somos conscientes de nuestro cuerpo físico, pura química que la ciencia más o menos ha podido dar una explicación a nuestra fisiología y que damos por buena, cubriendo con ella ese espacio de ignorancia sobre quienes somos realmente.

 

Lo que vemos tridimensionalmente y lo que somos multidimensionalemente

Pero la pregunta es, ¿somos tan sólo un cuerpo físico? Es verdad que ese cuerpo, esa materia es la que nosotros somos capaces de ver con nuestros ojos (físicos también), pero, hay tantas cosas que podemos sentir sin ver nada físico concreto que lo materialice. Sé que doy a un botón y la luz se enciende, o que enchufo una televisión y el aparato se enciende emitiendo unas imágenes. ¿Podemos ver físicamente la corriente? ¿están esas personas que forman las imágenes del interior de la televisión dentro del aparato? ¿Qué es la luz? ¿Puedo tocarla físicamente?

Estamos viendo que hay muchas cosas que forman parte de nuestra vida y de las que disfrutamos, pero de las que no podemos certificar científicamente su existencia, simplemente hemos de dar crédito a lo que estudiosos del tema nos dicen y no intentamos iniciar una búsqueda de comprobación de conceptos para saber por qué no vemos físicamente la corriente eléctrica, las ondas electromagnéticas o las ondas de emisión de radio.

El Universo es energía y todos nosotros estamos hechos de energía. Esto la ciencia ya lo ha comprobado. La materia no es más que vacío y vibración, si intentamos buscar la partícula más pequeña de la materia con el microscopio más potente, seguiríamos viendo que la materia no tiene nada sólido, es vacío y movimiento. La sensación de solidez es cosa de nuestro cerebro que nos envía esa orden para poder percibirla así.

Pues el ADN es otro de esos misterios por descubrir, aunque la ciencia está en ello, de momento sólo ha hecho descubrimientos y está trabajando sobre esos filamentos que son capaces de “localizar” desde su percepción tridimensional.

¿Qué nos dice la ciencia?

La ciencia dice que el ADN es la secuencia de bases que configuran el código genético del ser humano. Nos hablan de unas formas de “doble hélice” y que formando parejas se enrollan muchas veces unas sobre otras en forma de espiral. El código genético del ser humano típico tiene una longitud aproximada de tres mil millones de pares y se produce unos cien billones de veces. El código genético humano contiene unos 23.000 genes que representa potencialmente la representación de la información de quienes somos.

Se inició el proyecto de estudio llamado “Genoma humano” y se iniciaron muchos trabajos que trazaban mapas que revelaban ÚNICAMENTE la química básica del ADN. ¿Qué significa esto? Pues que la ciencia (y la humanidad) piensa desde su realidad de tres dimensiones y eso le impide tener una perspectiva más amplia. Ahora empiezan a hablarnos de que el Universo es multidimensional, se han descubierto nuevas leyes físicas y un pensamiento más amplio pero los científicos aún tratan el Genoma Humano desde un punto de vista muy lineal.

La ciencia, resumiendo, nos dice que de TRES MIL MILLONES de partes que tiene una hebra de ADN, sólo el 4% nos es útil y tiene códigos con información, el resto, el 96% restante nos dicen que es ADN basura!

Esto no tiene sentido. Hemos podido observar y comprobar que la naturaleza es sabia y que deshecha las cosas que no necesita, adaptándose a las circunstancias, sin embargo, nosotros ¿tenemos un 96% de ADN basura?

 

¿Qué podemos saber del ADN multidimensionalmente?

El interior del ADN revela un proceso que más que pura química, es todo un acontecimiento que define el núcleo de la vida sagrada mezclada con confluencias dimensionales de la creación.

Una mezcla de lo cuántico y lo no cuántico que vibra con la esencia de la verdad del Universo.

Si pudiéramos estar dentro de la “doble hélice” del ADN y observar todas las vibraciones de esa estructura tridimensional, veríamos como se encuentra mucho más que lo que sabemos, se encuentra la historia del Universo, de la humanidad, así como de todas las relaciones con otras civilizaciones y con la Tierra.

El ADN contiene la energía creadora, nuestra energía, la energía de transformación humana y la de todas nuestras vidas.

La mayor parte de la energía del ADN es multidimensional, aunque nosotros la consideremos sólo de una forma tridimensional. Esto es debido a que nosotros sólo podemos ver una porción de ese ADN puesto que nos hallamos en una realidad dimensional de 3D, y lo multidimensional nos parece que es “espacio y vacío”.

Pero es en ese espacio “vacío” multidimensional donde se encuentra toda la información de la creación, información para crear vida, un plan maestro a nivel atómico que se configura una y otra vez para dejar que la vida empiece en todas partes. El miniportal que hay dentro del ADN es la clave que conecta al ser humano con todo lo que existe con todo lo que ha existido. Tiene una alta conciencia y nos conecta con la más elevada energía creadora.

El ADN es el responsable de la conciencia, no el cerebro humano ni el conjunto de genes, ya que el cerebro es simplemente un órgano situado en nuestra cabeza y los genes son motores químicos. Sin embargo, el ADN crea las señales de instrucciones informativas que mantienen el cuerpo en funcionamiento y la intuición que nos dice: “Sí, hay un Dios”. Cada hebra es idéntica y cada una de ellas pertenece a una sola de las almas que visitan la Tierra.

El ADN representa la energía de la información multidimensional.

 


 

Este tema me apasiona, por eso diseñé el curso de SISTEMA PINEAL Y OJO DE HORUS (Activación de los códigos de luz), donde se habla extensamente de todas las “12 capas” de ADN, del motivo por el cual nos desconectamos de nuestra verdadera esencia perdiendo la conciencia de que somos seres multidimensionales.

Debemos retornar a esa conciencia avanzada y activar los códigos de luz de nuestro ADN, recuperar toda esa información que hay en ellos, no sólo la tridimensional, la que nos demuestra que somos seres multidimensionales, esa información que hemos almacenado durante tantas vidas y que nos ayudará enormemente como seres humanos.

Si quieres entra en este link y accede a todo el programa que daré este fin de semana, apasionante. Os contaré sobre esos falsos dioses que llevaron a la humanidad a su “caída” y sabremos de esos otros seres que nos están ayudando a recuperar nuestra conciencia multidimensional.

Espero hayáis podido disfrutar de este post…

 

Cristina Escalada

 

Sistema Pineal y Ojo de Horus

By | 2017-05-28T17:57:40+00:00 28/05/2017|Dinámica de crecimiento|0 Comments

About the Author:

Terapeuta energética

Leave A Comment

DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un curso online muy especial

Una vez te inscribas tan sólo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento online.
SUSCRÍBETE AHORA
close-link

INFÓRMATE DE LAS VENTAJAS PREMIUM

Hazte
SOCIO 
por 50€ año

Disfruta de descuentos o accede por una APORTACIÓN VOLUNTARIA
ASOCIATE AHORA
GRANDES DESCUENTOS