Creación y los cuatro elementos

//Creación y los cuatro elementos

Creación y los cuatro elementos

CREACIÓN Y LOS CUATRO ELEMENTOS

Para crear la materia y su manifestación superior dentro de la existencia, Dios se valió de las entidades creadoras -Elohim- que forman una jerarquía interconexionada y dependiente para trabajar en conjunto sobre los siguientes valores básicos:

ELEMENTO FUEGO
Donde se codifica el ansia expansiva y transformadora del Dios creativo. Es el elemento de la ambición positiva y que da origen a la formación de las chispas divinas o espíritus individuales. Es una jerarquía de Dioses programados para recibir el sentimiento del Dios Superior, e impulsarlo a su manifestación. Estos Elohím entregan la fuerza a otros arquitectos divinos que a continuación citamos:

ELEMENTO AIRE
El fuego entregado por los Elohim de la primera jerarquía, devoraría todo si no es contenido y dirigido con la in inteligencia coordinada y sabia de los que trabajen en la función de los procesos intelectuales que el fuego necesita para llegar con exactitud a su manifestación vital. Estos Dioses entregan a los siguientes su obra a realizarla:

ELEMENTO AGUA.
El fuego que ha sido ordenado y dirigido con inteligencia por la existencia del Todo Divino, necesita de sentimiento puesto que en caso contrario sería algo mecánico que no expresaría dolor ni alegría, por tanto no generaría amor. Estos Elohim reciben el fuego ordenado e inteligente y lo revisten de sentimiento para entregárselo a la siguiente jerarquía que se ocupa de su manifestación vital:

ELEMENTO TIERRA.
Son estos Dioses creadores los que psiquizan el impulso primario del fuego que ahora tiene inteligencia y sentimiento y se ocupan de darle la forma más correcta y precisa dentro del mundo de la materia corruptible y transformadora. Estos Elohim son los dueños del espacio y del tiempo y de la existencia vital de los seres, de las formas y de los mundos.

Existen afinidades y repulsiones entre cada elemento. El aire y el fuego producen una gran combustión pero anárquica. El fuego y el agua son antagónicos pues el uno apaga al otro. La tierra y el agua -barro- son afines pues mediante su mezcla se puede dar forma: vasijas, esculturas… Son los cuatro elementos o jerarquías que dentro de un orden preciso son capaces de crear. Pero son imperfectos por separado. De ahí la simbología de la cruz gamada que gira hacia el lado derecho, creando, y hacia el lado izquierdo, destruyendo; pero aún aniquilando el resultado de dicha función es la simiente de la posterior manifestación vital. Nada muere sino que se transforma.

 

Cristina Escalada

 

 

By | 2017-11-14T19:43:59+00:00 14/11/2017|Dinámica de crecimiento|0 Comments

About the Author:

Terapeuta energética

Leave A Comment

DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un curso online muy especial

Una vez te inscribas tan sólo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento online.
SUSCRÍBETE AHORA
close-link

INFÓRMATE DE LAS VENTAJAS PREMIUM

Hazte
SOCIO 
por 50€ año

Disfruta de descuentos o accede por una APORTACIÓN VOLUNTARIA
ASOCIATE AHORA
GRANDES DESCUENTOS