Descripción del proyecto

LA TEMPLANZA

Las infinitas posibilidades son las que este arcano representa, a la vez que también significa la eterna repetición. El hecho de que sea un ángel el que represente al arcano es para dejar en claro lo intangible de la figura y mostrar que no es la acción humana la que dispara y genera su accionar.

Existe una espiritualidad muy fuerte en esta carta y el accionar de la misma se desarrolla en ambos planos: físico y vital. Su traje semirojo y semiazul simboliza el equilibrio que debe mantenerse entre lo físico y lo espiritual. En este mismo aspecto, los dos vasos significan la eterna renovación que ocurre para mantener el equilibrio entre lo material y lo espiritual.

El cuerpo de frente y la cabeza vuelta hacia el lado izquierdo quiere decir que la acción se ve demorada para beneficiar a la reflexión, la cual tendrá lugar para que la Templanza tenga el tiempo de conciliar los extremos.

Este arcano se denomina la Templanza por su fuerza conciliadora de todas las cosas, haciendo que aquello que no combina de forma natural, lo haga ayudado por el poder reconciliador de la Templanza.

El consultante que obtenga este arcano será dueño de un espíritu conciliador que estará siempre presente y evitará que las pasiones se adueñen de la capacidad del juicio en la persona. Además, se demuestra con esta carta que la persona tiene una capacidad de adaptación a las circunstancias muy significativa. En los afectos indica que hay mucho amor y afinidad, las cuales llevan a una profunda felicidad, pero también existe estancamiento, ya que estas dos personas no avanzan juntas, sino que permanecen en una inmóvil pasividad. En el ámbito de la salud significa la presencia de una enfermedad incurable.

Si sale invertida habrá problemas y desacuerdos, pero se terminarán las dudas y los malos entendidos.