Deudas kármicas del individuo

/Deudas kármicas del individuo
Deudas kármicas del individuo 2017-11-21T12:08:32+00:00

LAS DEUDAS KÁRMICAS DEL INDIVIDUO

Deudas kármicas del individuo, provenientes de los vehículos subjetivos y de toda la personalidad.

En realidad, la mayoría de las enfermedades provienen por el karma o el efecto de las causas internas de los acontecimientos de nuestra vida, del estado de nuestros cuerpos sutiles y de las circunstancias en el plano físico. Los cuerpos internos (mental y emocional), vía el cuerpo etérico, condicionan la manifestación externa del hombre y la enfermedad o la salud dependen mayormente de estos cuerpos, y son la causa kármica inmediata de la existencia en el plano físico. Si extendemos la idea hasta incluir encarnaciones anteriores -como debe inevitablemente suceder- entonces llegamos a la conclusión que la condición de estos cuerpos internos, sus limitaciones o su riqueza, sus defectos y sus tendencias generales psíquicas y psicológicas, son heredadas de vidas anteriores y por lo tanto responsables de la presente situación terrena. En consecuencia, simplemente hemos retrotraído aún más atrás las causas de las condiciones actuales y -si quisiéramos- podríamos penetrar en un campo de mucha complejidad y detalle sin extraer nada de valor.  No somos capaces de forma consciente y veraz, desde nuestra fisicalidad, de localizar todas las causas que se remontan a esas vidas remotas y que son origen de nuestras enfermedades de hoy.

Todo el problema de rememorar las encarnaciones pasadas contiene infinitas posibilidades, y cuando empleo la palabra “infinita” pongo inmediatamente el tema fuera del alcance de nuestra mente finita, lo cual significa que hablamos de algo que no es posible manejar racionalmente.

El karma fue, para la humanidad en sus inicios y el individuo subdesarrollado, una cuestión grupal. El hombre era miembro de un grupo, sin la menor idea de las implicaciones y responsabilidades involucradas. Actuaba guiado por sus instintos más básicos de supervivencia, animales.

Más adelante, cuando el proceso de individualización adquirió un carácter y propósito más efectivos y un temperamento más pronunciado, el karma fue también más personal y definido y el hombre se halló en posición de iniciar más causas y agotar más efectos. Al no estar enteramente desarrollada e integrada la personalidad, estaba aún involucrado en la vida grupal, y las interrelaciones se fueron ampliando.

Posteriormente la personalidad se convirtió en el creador consciente de sus propias causas y en el consciente participante de los efectos.

En el sendero de la evolución espiritual, el karma del grupo elegido, del individuo y de aquellos con quienes el hombre elige asociarse a través de la unidad del propósito espiritual (Grupos Álmicos), lo envuelve, y así se agrega otro factor a los anteriores tipos de responsabilidad kármica.

Las etapas kármicas vinculadas a nuestra evolución como humanos serían estas:

  1. al karma grupal elemental -del hombre primitivo,

  2. al karma individual del hombre autoconsciente en evolución,

  3. al karma relacionado con la vida del discípulo y

  4. al karma jerárquico

se debe agregar el bien conocido Karma de Retribución, con el cual está ya familiarizado el discípulo; a éste también debe agregarse el karma nacional y racial, más el karma educativo correspondiente a todo discípulo que ansía ingresar a un ashrama a fin de prepararse para la iniciación.

 

Evento relacionado:

 

 

VOLVER A CALENDARIO
ACTIVIDAD RELACIONADA
DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un curso online  GRATUITO muy especial

Una vez te inscribas tan sólo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento online. El descuento que marca es de la totalidad del curso.  
SUSCRÍBETE AHORA
close-link

INFÓRMATE DE LAS VENTAJAS PREMIUM

Hazte
SOCIO 
por 50€ año

Disfruta de descuentos o accede por una APORTACIÓN VOLUNTARIA
ASOCIATE AHORA
GRANDES DESCUENTOS