La estrella de seis puntas

Home/Dinámica de crecimiento/La estrella de seis puntas

La estrella de seis puntas

Seguimos con las razas Atlantes

Con el hundimiento de la Atlántida muchos de sus sacerdotes, sabios y chamanes, con tal de preservar el conocimiento y sabiduría de su civilización, lograron trasladarse a otras tierras llevando consigo el legado más grande para la humanidad. 

Incontables años después de ese hundimiento se encontró ese legado en una pequeña comunidad que se hallaba en Palestina y en la cual se ubica a Jesús de Nazaret.

Esenios

 Los integrantes de la comunidad Esenia eran considerados integrantes de una secta judía, a los que otras comunidades miraban con recelo y también con envidia debido a sus facultades especiales y sanadoras. La palabra Esenio viene a significar Terapeuta, ¿lo sabías?
 
La sabiduría de los Atlantes, diseminada por todo el mundo, fue hallada en Egipto, donde se conservó en escuelas esotéricas y templos iniciáticos desde donde fue transmitida al fundador espiritual de la comunidad esenia (que eran antiguas almas atlantes) que  se habían propuesto la tarea de crear un sistema de formación que fuera capaz de preparar al Mesías. Para ellos este concepto de Mesías no era sólo el de Redentor si no que lo consideraban el legítimo heredero al trono de Israel.
 
Aquí entra en el escenario Jesús, que descendía directamente por parte de madre de la casa real de David. Este hecho le daba el derecho al trono, trono que en ese momento estaba ocupado por Herodes.
Los Esenios, conociendo que Herodes haría lo que fuera para no perder su reinado, protegieron  en un lugar seguro a Jesús mientras le daban las enseñanzas y conocimientos adecuados para el propósito que creían debía realizar.

Los ángeles de la Atlántida

 
La comunidad Esenia adopto el sistema Atlante de comunión angélica y se comunicaban con los doce ángeles de los reinos de la Atlántida y efectuaron clasificaciones de los Ángeles bajo el nombre de Padre o Madre Tierra.
 
En fin, hoy en día la humanidad ha perdido su conciencia de espíritu UNO con la Divinidad y con esas criaturas angélicas y por consiguiente se hallan en la conciencia de la pluralidad y la diferenciación. Sucumbimos a la polaridad.

La Cruz y la Estrella de seis puntas  (sello de Salomón)

 
Como símbolo a la unidad con la Divinidad (Dios-Espíritu) el Maestro Jesús eligió la Cruz como simbología de intersección entre dos planos /Material-Espiritual/, entre dos direcciones /arriba-abajo/ y entre dos tiempos /lo eterno y lo efímero/.
Si trazamos una línea que va desde las “manos del Crucificado” a la cabeza, obtendremos un triángulo con la punta hacia arriba, simbología del DAR (idéntico al símbolo de los jeroglíficos egipcios que significa “dar”). Esta es la forma llamada Gassho en la que ponemos las manos juntas en nuestras plegarias.
 
Si ahora unimos de igual manera las manos con el punto de los “pies del Crucificado” obtenemos un segundo triángulo que mira hacia abajo, símbolo del TOMAR.
Si superponemos estos dos triángulos obtendremos la figura de una estrella de seis puntas, la llamada Estrella de David, también llamada hexagrama /símbolo del microcosmos/macrocosmos) en las enseñanzas esotéricas.
 
Éste símbolo ya lo habíamos comentado en un artículo anterior al describir la estructura de la Atlántida y tanto para esa civilización como para los Esenios, la estrella de David significa a los seis Ángeles del Padre celestial y los seis Ángeles de Madre Tierra.
“Cómo es arriba, así es abajo”, “como es abajo, así es arriba” dijo Hermes Trismegisto. A estos dos hexagramas terrestre y espiritual se le añadió un tercer hexagrama que era el del “Loki supremo”, arcángel Metatrón dando así lugar al ÁRBOL DE LA VIDA de la Cábala.
Cristina Escalada

 

By | 2017-03-22T23:13:54+00:00 30/12/2016|Dinámica de crecimiento|0 Comments

About the Author:

Mi nombre es Cristina Escalada. En 2007 me inicié en Reiki, tengo tres maestrías en diferentes sistemas de Reiki. Sistema de reiki Usui-Japonés, Sistema Sekhem-Seichim-Reiki (Reiki Egipcio), y Kahuna Reiki (Reiki Chamánico Polinesio-Hawaiano).He tenido la gran suerte de trabajar desde entonces haciendo tratamientos de Reiki diariamente así como impartiendo cursos formativos e iniciaciones de los citados sistemas, pero lo que realmente he conseguido con esta práctica, es contactar con la verdadera esencia de mi ser. He podido ver y vivir mi propia transformación. He vivido mi cambio personal y he accedido a un nivel más allá de los que eran mis patrones de pensamiento, trascendiendo lecciones de mi dualidad, conectando con la que era mi desconocida espiritualidad y dedicándome con valentía y perseverancia a mostrar a los demás que son maestros de sus vidas y que pueden conectarse a maravillosas frecuencias que ahora no perciben por las limitaciones que provienen de su Yo-Ego.Reiki fue el inicio de un camino que me llevó a especializarme en otras terapias de sanación que en el día de hoy me son muy útiles para complementar mi trabajo ofreciéndome herramientas para poder ayudar a los demás y desde luego, para poder utilizar en mi día a día, creando así una vida acorde a mis deseos.

Leave A Comment

DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un regalo
muy especial en tu email

Una vez te inscribas tan slo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento.
SUSCRÍBETE AHORA

INFÓRMATE DE LAS VENTAJAS PREMIUM

Hazte
SOCIO 
por 50€ año

Disfruta de descuentos o accede por una APORTACIÓN VOLUNTARIA
ASOCIATE AHORA
GRANDES DESCUENTOS