top of page

EL MITO DEL AMOR


“El amor no es un hacer, es un permitir ser”

El gran mito del amor es creer que podemos amar a alguien, o que podemos amarnos a nosotros mismos, como si fuera algo que podemos llegar a “hacer”. Y no hay nada más alejado a la realidad, el amor está en nosotros, el amor somos nosotros y lo único que debemos conseguir es permitir que ese amor se manifieste irradiándose hacia nuestro interior para sentir ese amor por nosotros, al igual que irradiarlo al exterior para que pueda resonar con otras personas que vibren en la misma frecuencia del amor.


Aceptar expresarnos desde el amor es una experiencia maravillosa pero que no podemos “hacer” que suceda, esa experiencia ya ES, y solo podemos permitirnos disfrutarla y sentirla si así lo elegimos. Sin condicionamientos ni pretensiones de querer hacer o sentir lo mismo que otras personas hagan o sientan.


El amor se basa en reconocer esa divinidad que existe en él y que se expresa a través nuestro. Todos tenemos derecho a expresar nuestra divinidad -nuestro amor- y también tenemos derecho a experimentar las expresiones del amor de los demás.


Así pues el amor no es algo que TENGAMOS QUE HACER. El amor ya está en nosotros, en una frecuencia particular de energía que fluye hacia dentro y también a través y alrededor nuestro de manera constante.





Hay muchas cosas que pueden hacer que no reaccionemos ante esta energía tan sutil del amor, y el MIEDO suele ser el primer impedimento que consigue que distorsionemos la percepción del poco amor que podamos sentir o percibir.


El miedo intenta protegernos del dolor y su misión es intentar impedir que las frecuencias externas del amor tengan acceso a nosotros. El miedo está enraizado en nuestro sistema de creencias muy profundo y en la opinión que tenemos de nosotros mismos y de nuestra realidad, sin que esta tenga nada que ver con la realidad en sí misma.


Por lo tanto, el amor consiste en permitirnos sentir su energía con respecto a nosotros mismos y también con respecto a los demás, superando esos miedos.


DEBIDO A NUESTROS MIEDOS PROFUNDAMENTE ENRAIZADOS NO PODEMOS DISTINGUIR ENTRE EL AMOR Y EL MIEDO.

Y lo que muchas veces llamamos amor, no es otra cosa que un intercambio manipulador de atención y de afecto, lo que llamamos amor condicionado.


Las personas que no se aman a sí mismas van buscando desesperadamente a alguien que las haga sentir seguras, y cuando esta seguridad se ve amenazada, vuelven a caer en el chantaje y control emocional intentando retener el afecto, llamando a eso amor.


Muchas veces escuchamos la palabra TE AMO, y realmente su significado es TENGO MIEDO Y TE NECESITO. Como si se aferraran a una tabla de salvación.

El actuar desde nuestros miedos, en absoluto tiene nada que ver con lo que somos en realidad.

No tengamos miedo a estar solos, porque la realidad es que no lo estamos, formamos parte de algo mayor y somos muy amados.


El amor no quiere ser dirigido hacia nadie en particular, el amor es una fuente amándose a sí misma y compartiendo ese amor hacia todo cuanto le rodea.

El odio, los celos, la manipulación y otras cosas similares, son sencillamente señales de una personalidad basada en el miedo que no es capaz de sentir la energía del amor en su interior.

Por lo que os invito a que os permitáis resonar con el amor en su esencia, sin condicionamientos y veréis como sentiréis la suficiente seguridad para poder compartir ese sentimiento con los demás.


A veces tenemos miedo a mostrar nuestros sentimientos pues creemos que de esa manera perdemos nuestra identidad y nos hacemos más vulnerables, pero cuando dos personas se permiten resonar en las mismas frecuencias del amor, libres de expectativas, e imposiciones o de condiciones, es cuando podemos llamar a eso amor incondicional y significa que hemos logrado la expresión plena de quienes somos en realidad.


No importa cuál fuera la razón que nos llevó a cada uno de nosotros a aferrarnos a viejos patrones de comportamiento, lo que cuenta es que estamos aquí para avanzar a un estado transpersonal del ser.


Cristina Escalada / 2023




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


Volver a Página de Inicio

bottom of page