top of page

LA CREENCIA DEL FRACASO

Actualmente esa es la más devastadora, aunque desconocida creencia.

CREENCIA DEL FRACASO


Como he contado tantas veces, es la experiencia la que nos hace “maestros” y nos da la potestad de poder “predicar con el ejemplo”.

Personalmente tarde mucho más de lo que me hubiera gustado, ser consciente de esta creencia de fracaso. He trabajo en mi muchas creencias y sigo trabajando en ellas en un acto diario de introspección que creo durará toda mi vida, pero hacerme consciente de esta creencia es algo que ha impactado en mi vida.


Todos tenemos determinadas cualidades y capacidades -al igual que tenemos lo que prefiero llamar “vicios”- y que nos hace particulares y únicos.

Recuerdo que cuando era jovencita, en mi ignorancia, cuando hablábamos de las cualidades que no tenía -como por ejemplo en aquel momento, la paciencia- directamente decía que cuando Dios hizo el “sorteo de cualidades” yo llegue tarde para tal cualidad y me quedé sin ella. Me quedaba tan ancha, como si el hecho de no tener paciencia fuera algo que ya no pudiera adquirir y ya está. Era muy joven realmente y agradezco que me guiarán para poder tener otras opciones de pensamiento.





El caso es que tengo claro que a nadie se enfrenta a sus experiencias de vida sin tener la capacidad de poder resolverlas, por mucho que dudemos o que creamos que no disponemos de las cualidades necesarias para ello.

Todos podemos desarrollar y extraer de nuestro interior esos dones que nos hacen únicos, esos talentos, cualidades y virtudes al igual que también todos podemos corregir esos vicios o defectos que son solamente pruebas para que tomemos consciencia y hagamos de ellos una herramienta más, como en mi caso fue la paciencia.


Nuestra condición de seres humanos lleva implícita el tener que enfrentarnos a circunstancias que pondrán a prueba desde nuestra paz mental hasta nuestros más temibles miedos. Lo que llamamos problemas nos sacan de nuestra zona de confort y nos retan a que demos un paso más, extrayendo de lo más profundo de nuestro ser capacidades y cualidades de las que, como he dicho, muchas veces no éramos ni conscientes.

Cuando damos ese paso, ya estamos creciendo y evolucionando, aunque tardemos más o menos en resolver la situación.


CONDENSACIÓN DE CIRCUNSTANCIAS


Puede haber personas que directamente al surgir un problema directamente no sepan afrontarlo y se rindan antes de empezar. Pero hay otras muchas que, de una manera más consciente o inconsciente, intentan a toda costa luchar contra esa circunstancia y salir hacia adelante. A veces, muchas veces, lo que nos parecen problemas son situaciones de aprendizaje que como dije antes van implícitas en nuestro aprendizaje evolutivo. Estas experiencias se ven más endurecidas por el karma que hemos ido acumulando en – quizás - nuestro erróneo intento de solucionarlo o sobre todo y de forma muy presente por nuestras creencias limitantes.


Toda esta confluencia de condiciones se condensa y hace que nuestra situación adversa se alargue muchísimo en el transcurso de nuestra vida, de manera que, según sea la experiencia particular de cada uno, veamos la tendencia a que personas siempre tengan conflictos con el dinero, otras con la salud, otras con las relaciones o en el terreno labora…etc.

Si observáis vuestra propia vida, encontraréis una de estas tendencias que es como un escenario de entrenamiento para vuestra evolución y crecimiento personal, aunque lo podáis interpretar como una pesadilla en vuestra vida.


Hoy no voy a entrar en el tema de haceros saber que todo lo podéis cambiar con el método adecuado, pero si vamos a hablar de esa CREENCIA DEL FRACASO.

Cuando enfrentamos una situación así, que además dura en el tiempo, cada uno según su forma de enfrentar las cosas intenta a su manera revertirla y solucionar los conflictos que generan en su vida. Lo intentamos una y otra vez, acudimos a libros, a remedios basados en quizás creencias de otros que ponemos a prueba, el caso es que en nuestra “lucha” por salir adelante empezamos con fuerza enfrentándonos a ello. Cuando vemos que ponemos todo nuestro empeño en solucionar las cosas, que quizás solucionamos algún resultado pero, de nuevo, el problema sigue ahí, manifestándose una y otra vez en nuestra vida, lo que nos sucede es que añadimos en nuestro “haber” la creencia más devastadora que existe, la CREENCIA DEL FRACASO, que nos dice -basándose en la experiencia- que por mucho que lo intentemos, no podemos solucionar eso que nos sucede, que ya no vale la pena el desgaste y que es mejor conformarnos con la situación y resignarnos a ella.


¿OS HA PASADO?


¿Os ha pasado? Eso podéis verlo reflejado en el intento de hacer una diera de adelgazamiento o de ir al gimnasio, dejar de fumar o cualquier propósito así, como en otros intentos de solucionar la situación personal económica o de las relaciones, etc.


VOLUNTAD Y LIBRE ALBEDRÍO


Yo sin ser consciente lo he experimentado y hubo un día que me di cuenta de lo que sucedía, cuando adquieres esa creencia pierdes la fe en ti. Eso es lo peor que nos puede pasar, es como ceder y abandonar nuestro poder personal. Ese dicho de que “la fe mueve montañas” es muy cierto, y si la abandonamos estamos perdidos.


Podemos intentar muchas cosas y podemos caer, pero hemos de levantarnos. El Universo está ahí ayudándonos en todo el proceso de manifestación, pero solo hay una cosa que no puede hacer por nosotros y no puede ayudarnos, en nuestra VOLUNTAD, ya que esta es la PRIMERA CUALIDAD o PRIMER DON que se nos dio y que está directamente relacionado con nuestro LIBRE ALBEDRÍO, y por Ley universal, este libre albedrío no puede ser infringido por nada, absolutamente por nada -quién lo haga va en contra de la Ley y crea karma-, por lo tanto, no hay Guía, Maestro, Universo que pueda intervenir en nuestra falta de fe en nosotros mismos. Cuando pedimos Fe podemos recibir un estímulo, como el de un amigo que pretende infundirnos ánimo, pero la voluntad es algo que depende de que nosotros demos ese primer -o milésimo- paso. Depende de nosotros absolutamente.


Por lo tanto, observad si en algún aspecto de vuestra vida, habéis instalado la creencia del fracaso, miradla como un reto, haceros conscientes de que en nosotros está el mayor poder que existe y que ese poder empieza por nuestra voluntad, por nuestro libre albedrío.


Si necesitas ayuda recuerda que en la formación de CREAR PROSPERIDAD tienes todas las herramientas para cambiar y sustituir las creencias limitantes, para aumentar la autoestima y, por supuesto, para conocer el método para crear una vida próspera en todos los aspectos de tu vida. Todo guiado y con un programa de ejercicios que te facilitarán el trabajo.

Ya sabes que no estás sol@, tus esperanzas flotan en el universo a la espera de manifestarse como una tangible realidad.


VER INFORMACIÓN DEL CURSO


(Ahora si estás suscrito a Dinámica de Crecimiento tienes esta semana un -40% de dto. añadido al -20% que ya tiene durante el mes de enero)

 

“EL TIEMPO APREMIA, LLEGÓ EL MOMENTO DE DESPERTAR. Y TÚ, ¿QUÉ VAS A HACER CON EL TIEMPO QUE SE TE HA DADO?”

Cristina Escalada© 2023





















39 visualizaciones2 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo