El proceso llamado muerte

//El proceso llamado muerte

El proceso llamado muerte

El arte de morir

Es importante observar que el “arte de morir” se produce bajo la Ley de la Atracción. No incluyo a las muertes repentinas ya que se hayan bajo la influencia del primer rayo y suelen producirse bajo la Ley del Karma, me refiero simplemente a los procesos normales de la muerte causada por enfermedades, la edad o la voluntad del alma al haber terminado un ciclo determinado de experiencia y utiliza entonces el canal llamado muerte para seguir con su plan proyectado.

La muerte es una actividad del alma, mediante la ley de la atracción

 
Si los seres  humanos tuviéramos un conocimiento más elevado de este proceso,  viviríamos la muerte con comprensión y esperanza captando que la muerte no es más que otra actividad del alma.
De acuerdo con la Ley de la Atracción, al terminar un ciclo de vida y con toda la intención, el alma ejerce su poder de Atracción, de tal manera que neutraliza el poder atractivo inherente de la materia misma. Esta sería la definición básica de la causa de la muerte.
 
Cuando no se ha establecido contacto conscientemente con el alma, como sucede con la mayoría de las personas actualmente, la muerte llega y se experimenta como algo inesperado o  anticipado. Sin embargo es una actividad del alma como he dicho anteriormente. Este concepto espiritual es el primero que hay que tener claro para conseguir perder ese miedo a la muerte.
 
La muerte se lleva a cabo de acuerdo con esta Ley de Atracción y consiste en una constante y científica  abstracción del cuerpo vital, fuera del cuerpo físico denso, que conduce finalmente a la eliminación de todo contacto del alma con los tres mundos.
Esotéricamente hablando, la cremación es muy necesaria para acelerar la liberación de los vehículos sutiles que aún envuelven el alma del cuerpo etérico. Es un medio necesario para liberar el plano astral e impedir al “deseo” la tendencia al descenso que obstaculiza grandemente el alma desencarnante.

Secuencia de aconteimientos durante la muerte

 
Voy a hacer una exposición de la secuencia de acontecimientos que suceden en el lecho mortuorio.
En primer lugar haré referencia a que los puntos de abstracción final (o puerta de salida) son tres en función de la evolución dela persona, serían estos:
  1. Cabeza   …………………..   Discípulos e Iniciados y tipos mentales avanzados
  2. Corazón  …………………..   Aspirantes y personas de buena voluntad, íntegros
  3. Plexo Solar ……………….   Personas no desarrolladas y emocionalmente polarizadas

 

Etapas del proceso

Ahora voy a clasificar las etapas, esperando que las aceptéis como interesantes o posibles hipótesis que en su día podrán ser verificadas, yo particularmente las doy por buenas pues vienen de uno de mis maestros y guías, el cual me ha aportado mucha sabiduría y durante mi vida he podido comprobar su veracidad en muchas cosas. Cada uno situad esta información en el lugar adecuado.
 
  1. La orden del Alma de retirarse a su propio plano. Inmediatamente se produce un proceso interno y se evoca una reacción interna en el hombre en el plano físico:
a.    Tienen lugar ciertos sucesos fisiológicos donde se halla asentada la enfermedad, vinculados con el corazón, afectando también a tres grandes sistemas que tan poderosamente condicionan al hombre físico: la corriente sanguínea, el sistema nervioso en sus diferentes expresiones y el sistema endocrino. No voy a entrar en las diferencias patologías que producen la muerte ya que de eso se ocupa exotéricamente la ciencia.
 
b.    Una vibración corre a lo largo de los “nadis”. Recordemos que los nadis son la contraparte eléctrica de todo el sistema nervioso y subyacen en forma de pequeños centros de energía en todo nervio del cuerpo físico. De todo esto nos ocupamos a fondo en el curso de Curación Esotérica. Los nadis son los agentes por excelencia de los impulsos directrices del alma, reaccionando a la actividad vibratoria que emana de la contraparte etérica del cerebro. Responden a la Palabra directriz, reaccionan a la Atracción que ejerce el Alma y entonces organizan la abstracción.
 
c.    La corriente sanguínea es afectada de forma peculiar y oculta. La sangre es vida. Ya hemos comentado que análogamente representa al Alma. Esta sangre es cambiada interiormente como resultado de dos etapas previas, pero principalmente como resultado de una actividad de la cual es responsable el sistema glandular.                    Las glándulas en respuesta a la llamada muerte inyectan en la corriente sanguínea una sustancia que a su vez afecta al corazón. Ahí está anclado el “hilo de la vida” cordón de plata). Esta sustancia en la sangre es también una de las causas del estado de coma y de la pérdida de consciencia. Evoca una acción refleja en el cerebro.
 
d.    Se produce el temblor psíquico cuyo efecto es aflojar o romper la conexión entre los “nadis” y el sistema  nervioso; por ello el cuerpo etérico se desprende de su envoltura densa, aunque todavía interpenetre todas sus partes.
 
  1. Se produce frecuentemente una pausa en este punto, de corta o larga duración. Esto sucede con el fin de que el aflojamiento de los “nadis” se lleva a cabo de manera suave y sin dolor. Dicho aflojamiento se inicia en los ojos y puede observarse en la relajación y ausencia de miedo que suelen mostrar los moribundos. Evidencia una condición de paz y voluntad de irse y también refleja la incapacidad de hacer esfuerzo mental.
  2. El cuerpo etérico organizado, desprendido de toda relación nerviosa debido a la acción de los nadis, comienza a recogerse para la partida final. Se retira de las extremidades hacia la “puerta de salida” o punto de abstracción final, enfocándose en la zona del alrededor y a la espera del “tirón” final del alma directriz. Hasta aquí      esto ha sucedido de acuerdo con la Ley de Atracción, la voluntad magnética y atractiva del alma.            Ahora se hace sentir otro “tirón” o impulso atractivo. El cuerpo físico denso, la totalidad de los órganos, células y átomos se van liberando constantemente de la potencia integradora del cuerpo etérico / vital mediante la acción de los nadis, y comienza a responder al tirón atractivo de la materia misma. Esto se ha denominado la “atracción de la tierra”  y es ejercida por la entidad desconocida llamada “entidad de la Tierra”; tal entidad se halla en el arco involutivo y es para nuestro planeta lo que el elemental físico para el cuerpo del hombre.                                                                    Esa fuerza de vida del plano físico es esencialmente la vida y luz de la sustancia atómica, la materia con la cual están hechas todas las formas. La sustancia de todas las formas es devuelta a ese depósito de vida involutiva y material. La restitución de la materia incorporada a la forma que ocupa el alma durante un ciclo de vida, consiste en devolver a este “Cesar” lo que le pertenece, mientras que el alma retorna al Dios que la envió.                                            

    En esta etapa se lleva a cabo un proceso dual de atracción:

a.    El cuerpo vital se está preparando para irse
b.    El cuerpo físico responde a la disolución
También debemos decir que se produce una tercera actividad, aquella en que el hombre consciente retira su conciencia constante y gradualmente dentro de los vehículos astral y mental como preparación para la total abstracción del cuerpo etérico en el momento apropiado. El hombre se va desapegando cada vez más del plano físico, retrotrayéndose hacia sí mismo. En el caso de una persona evolucionada este proceso se realiza conscientemente, y el hombre conservará su interés vital y la percepción de sus relaciones con los demás aunque vaya perdiendo su apego  a la existencia física. Este desapego puede observarse más frecuentemente en la vejez que en la muerte por enfermedad y puede observarse como el alma (o ser interno) pierde su aferramiento sobre lo físico, y por lo tanto, sobre la realidad ilusoria.
  1. Nuevamente se produce una pausa. En este punto el elemental físico puede a veces recobrar su apego al cuerpo físico, si el alma lo considera apropiado y la muerte no formaba parte de su plan interno en este momento. También podría ser que el elemental sea muy poderoso y pudiera prolongar el proceso de la muerte. Esta vida elemental a veces libra batallas que van desde días a semanas, sin embargo cuando la muerte es inevitable, la pausa en este punto será excesivamente corta y durará segundos. El elemental físico pierde el aferramiento y el cuerpo etérico espera el “tirón” final del alma, actuando de acuerdo con la Ley de Atracción.
  2. El cuerpo etérico sale del cuerpo físico denso en etapas graduales y por un punto escogido de salida (puerta de salida). Cuando ha terminado de salir, el cuerpo vital asume entonces los vagos contornos de la forma que energetizó, haciéndolo bajo la influencia de la forma mental que el hombre ha construido de sí mismo durante años.   Esta forma mental existe en el caso de cada ser humano, y debe ser destruida antes de que la segunda etapa de eliminación se haya completado. Aunque liberado de la prisión del cuerpo físico, el cuerpo etérico no está aún libre de su influencia. Existe todavía una pequeña relación entre ambos, la cual mantiene al hombre espiritual cerca del cuerpo recién abandonado. Debido a ello es cuando los clarividentes ven cuerpos rondando al féretro o incluso después si se quedan apegadas a la tierra. Interpenetrando todavía al cuerpo etérico se hallan las energías integradas que llamamos cuerpo astral  y vehículo mental, y en el centro existe un punto de luz que indica la luz del alma.
  3. El cuerpo etérico se dispersa gradualmente a medida que las energías que lo componen se reorganizan y retiran, dejando únicamente la sustancia pránica que se identifica con el vehículo etérico del planeta mismo. Estos procesos de dispersión, como dije anteriormente, son grandemente ayudados por la cremación. En el caso de una persona no evolucionada, el cuerpo etérico puede permanecer durante largo tiempo en la cercanía de su cascarón externo de desintegración, porque la atracción      del alma no es potente y el aspecto material sí lo es. Cuando es una persona evolucionada y su pensamiento está desligado del plano físico, la disolución del cuerpo vital puede ser excesivamente rápida. Una vez que esto se ha realizado, el proceso de  restitución ha concluido; el hombre está libre, temporalmente al menos,      de toda reacción provocada por el tirón atractivo de la materia física. Permanece en sus cuerpos sutiles preparado para el gran proceso llamado “el arte de la eliminación”.

Deseo te haya servido, seguiremos sobre este tema…

Cristina Escalada

By | 2017-04-18T09:47:53+00:00 18/04/2017|Dinámica de crecimiento|2 Comments

About the Author:

Terapeuta energética

2 Comments

  1. maria 30/04/2017 at 18:19 - Reply

    muchas gracias. En este momento me ha ayudado mucho a entender el proceso que siguió mi madre, y la observación que tuve de dicho proceso.

    • Cristina Escalada 30/04/2017 at 18:23 - Reply

      María, cuando comprendemos las cosas siempre son más llevaderas. Ojalá puedas tener una perspectiva del significado real de la muerte, probablemente te serviría de consuelo.
      Gracias por compartir tus sentimientos
      Cristina

Leave A Comment

DATE DE ALTA EN NUESTRA NEWSLETTER -

Suscríbete y recibe un curso online muy especial

Una vez te inscribas tan sólo tienes que confirmar la suscripción en tu email y descargar tu regalo gratuito: un curso de Dinámica de Crecimiento online.
SUSCRÍBETE AHORA

INFÓRMATE DE LAS VENTAJAS PREMIUM

Hazte
SOCIO 
por 50€ año

Disfruta de descuentos o accede por una APORTACIÓN VOLUNTARIA
ASOCIATE AHORA
GRANDES DESCUENTOS