Sintonizando nuestros pensamientos a las emociones

Toda creatividad comienza con la imaginación. Uno sólo puede ir más allá de la forma estándar de ver cualquier cosa extendiendo su imaginación